Nueva Impossible I-1 Analog Instant Camera

La crema y nata de la foto analógica instantánea

No soy fotógrafa; el primer paso es admitirlo. Reconozco que me considero una amante de la fotografía de nivel avanzado-casi-pro, pero que no, no soy fotógrafa. De hecho, si me hablas de objetivos y niveles ISO, seguramente asentiré distraída y te responderé con una frase carente de contenido, como lo hacen los políticos y las aseguradoras; si me pides que le cambie el carrete a tu nuevísima Leica M, seguramente lo velaré cargándome 12 eurazos de película y si me pones entre las manos una cámara réflex modelo “de la ostia”, lo más probable es que me las ingenie para capturar una imagen borrosa. ¡Eh! pero insisto: me encanta la foto. El problema es que se me da mal.

Por suerte la industria fotográfica sabe que no soy el único miembro en este club de torpes foto lovers, por lo que cada vez hay más increíbles (y preciosas) camaritas user-friendly que te permiten hacer fotazas sin ser un máster. Yo lo considero el legado de Steve Jobs. ¿Mi último descubrimiento? La Impossible I-1, una nueva cámara analógica instantánea para el formato Polaroid original con el sistema más avanzado disponible actualmente.

El otro día nos pasamos por el evento de presentación y pudimos hasta probarla. ¡Sorpresa! Todas las fotos salieron perfectas. ¡Todas! No es casualidad, al parecer ésta es la primera cámara instantánea con flash anular, algo que por lo visto facilita mucho las cosas. ¡Primer punto para Impossible! También cuenta con sistema de autoenfoque para los amateurs y, por primera vez en la historia, incluye un modo manual muy seductor para cualquier fotógrafo experimentado. ¡Dos puntos más para Impossible! La traca final llega cuando te cuentan que se conecta vía Bluetooth a una aplicación móvil desde la que puedes controlar todas las funciones de la cámara. ¡Match point!

Ya ha salido al mercado, en Barcelona la venden en la tienda Impossible y, sinceramente, mola.

 

Autor: