Aceite de Oliva / Orolíquido

  • gourmet y especializado; tan tradicional como innovador
  • c/ de la Palla 8. Gótico.
  • las perlas de vinagre de Módena de sabores. ¡Son únicas!

Esta tienda es como el Tiffany's de los aceites

Después del agua potable, la sangre que corre por mis venas, la tinta de impresora y el chocolate liquido del interior del “coulant”, posiblemente el aceite de oliva sea el quinto líquido más preciado de mi vida. Sinceramente, cuando alguien dice “sin aceite, por favor”, yo oigo “sin ganas de vivir, por favor” dicho por Darth Vader o a cámara muy lenta.

El aceite de oliva virgen nos hace mas guapos porque nutre piel y pelo, nos hace más listos porque engrasa nuestro cerebro (compuesto en un 60% de grasa), nos purifica echándole una mano a nuestros extasiados hígados (responsables de la desintoxicación) y nos mima el corazón (te lo hayan roto o no). Si a esto le sumas que encima es más barato que el cartucho de tu impresora, realmente no veo razón para ponernos agarrados con el aceite, y mucho menos viviendo en Barcelona y teniendo a mano la tienda Orolíquido, que no vende joyas, pero que es como el Tiffany’s de los aceites.

En Orolíquido encontrarás los mejores aceites vírgenes (llámalos estrechos) con las mejores Denominaciones de Origen, Ediciones Limitadas, aceites ecológicos, aceites sin filtrar, vinagres de Módena (que vienen de Módena de verdad), sales gourmet y de sabores, olivadas de todo tipo y montones de cosmeticos naturales hechos a base de aceite de oliva que, como ya he mencionado, es mágico para el cutis.

¡Ojo! Entrar aquí puede llegar a ser hasta abrumador: es muy posible que te sientas ligeramente avergonzado al descubrir lo poquísimo que sabes de un producto tan rico y tan nuestro. Don’t panic! ¡Pregunta y ellos te orientan! Pero si eres de los cabezotas que prefieren probar y probar hasta encontrarse, te recomiendo que te apuntes a alguna de sus catas. Las hacen de aceites, de vinagres y de sales, ¡y te servirán de “GPS” de los condimentos!

 

Photos by La Vecina.

Autor: